jueves, 15 de enero de 2009

Pulsatilla alpina (L.) subsp. apiifolia.

.
.
..
.





Pulsatilla alpina (L.) subsp. apiifolia. Anemona .
.
En las inmediaciones de las fuentes, en los primeros días de junio, podemos ver las flores de la Pulsatilla Su aspecto probablemente más espectacular lo tiene ya entrado el verano cuando sus numerosos ovarios se transforman en plumas de cinco centímetros apareciendo el aspecto que motiva sus más diversos y curiosos nombres, así en castellano se llama flor del viento, en alemán pollito de nieve, hombrecillo de la montaña, hombrecillo salvaje, barba de San Pedro, barba del diablo (para compensar), barba de ciervo, barba de chivo etc. etc. Sus frutos en forma de penachos, dan una imagen tan atractiva como el de la flor. Estos penachos se utilizan en los Alpes como adornos de los sombreros tiroleses.
Como uso medicinal, Plinio el Viejo nos informa. "... es conveniente el cortar la primera flor que se divise en primavera. Se envolverá en un paño rojo y se guardará en lugar sombrío para poder aplicarla en caso de necesidad..."
En la antigüedad se ligaba su aspecto a las lágrimas de Afrodita, que lloraba la muerte de su amante Adonis en una cacería. El nombre de anémona coincide con el de "flor del viento", recordemos que "anemos" es viento en griego, recordad lo de "anemómetro".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada