lunes, 13 de julio de 2015

Tanacetum parthenium L.

 


Tanacetum parthenium L.  Magarza.

Esta planta pertenece a la familia de las compuestas. Nuestra magarza, nombre vernáculo lacianiego, es una planta herbácea perenne muy frecuente en nuestro valle. La encontramos en general en terrenos sueltos, al borde de caminos, carreteras y huertos. Tiene una larga floración que abarca desde julio a octubre. Su nombre sin duda proviene de amargaza, con el que se conoce en castellano. El tallo ramificado tiene 40 a 60 cm. de altura, está cubierta de polvillo en sus tallos más tiernos. Hojas muy divididas y dentadas, formando el contorno un óvalo. El botón central como todas las compuestas, está formado por decenas de diminutas flores amarillas tubulares, rodeadas de una corona de lígulas blancas, dando al conjunto llamado, capítulo floral, un diámetro de 2 cm. En la imagen ampliada vemos claramente dos tipos de flores amarillas. Las centrales son tubulares y hermafroditas y las exteriores liguladas, generalmente femeninas con lígulas algo rizadas. 

   Toda la planta tiene el aroma propio de las manzanillas.   En nuestro valle la más representativa es Chamaemelum nobile, extraordinariamente amarga, en ocasiones llamada manzanilla romana. Esta manzanilla, cada vez más escasa, se tiene la sospecha bien fundada que coincide con la desaparición de nuestra ganadería. La que crecía en Los Cabaninos tenía acreditada fama.

Respecto a la etimología de Tanacetum, nombre del género botánico al que pertenece la magarza, proviene del latín clásico tanazita que a su vez proviene de athanasia, inmortal, referido a que concede salud sin límites al que la toma dadas sus cualidades curativas, aunque bien se pudiera referir la inmortalidad a su prolongada floración. Respecto a partenium, mujer virgen, posiblemente se refiera a las aplicaciones ginecológicas de la planta. Las manzanillas en general son plantas medicinales utilizadas desde la antigüedad. Sus principios activos, partenolida y tanetina, han sido principalmente empleados para trastornos digestivos, antiespasmódicos, artritis y migrañas. Todos hemos oído aquello de tomar la infusióno aquello de tomar la infusión “para que se asiente el estómago”.  Igualmente las manzanillas son  usadas como  antiséptico en lavados oculares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada