jueves, 30 de mayo de 2013

Saxifraga paniculata, Miller.


 

Saxifraga paniculata, Miller.
 
 Si suponemos que esta planta es una pariente cercana de Sempervivens vicentei, llamada en Laciana hoja de la cortadura, nos estamos equivocando clamorosamente. Es lo que me ha pasado a mi. Esta planta perenne pertenece a la familia de las saxifragáceas, en contra de la sempervivens que es de la familia de las crasuláceas. Como curiosidad, la palabra saxifragácea procede del latín saxum roca, peñasco y  fraga romper, es decir rompepiedras, y es que Paracelso seguia la creencia de los signos, así si una planta tenía hojas acorazonadas suponía que era un remedio para el corazon. Si la planta crecía en una fisura rocosa, suponía que esta la había pro ducido la acción de la planta y que por consiguiente  rompería las piedras que se producen en el  riñón etc.
 
Esta planta perenne tiene sus hojas de la base en forma de rosetas de hasta 5 cm. de diámetro. Dichas rosetas se traban entre sí mediante unos tallos rastreros superficiales, -estolones-, de los que crecen nuevas rosetas. Las hojas de dimensión media 20 x 5 mm, son algo espatuladas y con la consistencia del cuero. Ápice agudo y con numerosos dientes en el margen, cada uno de ellos con un poro excretor de agua y con una concreción blancuzca calcárea. Tallos floríferos de unos 20 cm. de altura, ramificados en la parte superior. Flores de  de 4 a 6 mm. de diámetro con cinco pétalos blancos.

Crece en fisuras de peñas entre junio y agosto. Imágenes tomadas en las proximidades de la laguna de Leitariegos y en la subida a Somiedo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada